Logo_Crea512x512

Historia y Origen de las Metanfetaminas

Blue Crystals in Macro

Las metanfetaminas, conocidas comúnmente como «meth», son un tipo de droga estimulante del sistema nervioso central que tiene una historia bastante compleja, vinculada tanto a usos médicos legítimos como a abusos ilícitos.

Desarrollo y Uso Médico: La metanfetamina fue sintetizada por primera vez en 1893 por el químico japonés Nagai Nagayoshi. La forma cristalizada, que es la más potente y adictiva, fue desarrollada más tarde, en 1919, por Akira Ogata. Inicialmente, la metanfetamina fue utilizada durante la Segunda Guerra Mundial por soldados de varios países para mejorar el rendimiento y mantenerse alerta durante las batallas.

Posteriormente, en la década de 1950 y 1960, las metanfetaminas se prescribieron legalmente en los Estados Unidos para tratar una variedad de condiciones, incluyendo la depresión, la obesidad y la narcolepsia. Sin embargo, el potencial de adicción y los graves efectos secundarios asociados con su uso llevaron a una regulación mucho más estricta. En 1970, la metanfetamina fue clasificada como una sustancia controlada en los EE.UU. bajo la Ley de Sustancias Controladas.

Abuso y Impacto Social: El abuso de metanfetamina comenzó a aumentar significativamente en las décadas de 1980 y 1990, particularmente en forma de cristal, que es fumada para producir un intenso pero breve subidón. Este aumento fue en parte debido a la facilidad de fabricación en laboratorios clandestinos, usando precursores químicos relativamente accesibles.

El impacto del abuso de metanfetaminas es profundo, afectando a individuos, familias y comunidades. Los efectos a largo plazo del uso de metanfetaminas incluyen daño cerebral severo, problemas dentales graves (conocidos coloquialmente como «boca de meth»), y una disminución de la calidad de vida debido a la adicción. Socialmente, el abuso de metanfetaminas ha contribuido a aumentos en la criminalidad, sobrecargas en sistemas de salud y desafíos significativos en cuanto a salud pública y seguridad.

Esfuerzos de Control y Tratamiento: Los esfuerzos para controlar la distribución y el abuso de metanfetaminas incluyen regulaciones estrictas sobre los precursores químicos, campañas de concienciación pública y tratamientos específicos para la adicción a metanfetaminas. El tratamiento a menudo implica una combinación de terapia conductual y apoyo a largo plazo para ayudar a los adictos en recuperación.

La metanfetamina continúa siendo un desafío en muchas partes del mundo, y su historia refleja las complicadas relaciones entre medicina, ley y sociedad en lo que respecta a las drogas y su regulación.

En Centro de Rehabilitación CREA te podemos apoyar para que dejes de una vez y para siempre dicho hábito y si tienes algún otro problema por el consumo de cocaína,  marihuanaopioidesmetanfetaminas, etc te podemos ayudar con terapias y nuevos hábitos que puedes implementar en tu vida para que tú y tu familia recuperen la paz y la salud que tanto se merecen.

Publicaciones Recientes

Obtenga una cita de evaluación hoy, con uno de nuestros expertos

Ubicación

km 23.3 carretera a Fraijanes,
Fraijanes, Guatemala.

Información en Horario

Lunes – Domingo
8:00 AM – 10:00 PM

Detalles de contacto

Teléfono: (+502) 5769 7227